“Yo voy de luto porque se han muerto las frases subordinadas”

José Carlos Plaza

viernes, 13 de enero de 2012

Trabajar con textos



1.- El rechazo.



No me gustan las manos blancas y húmedas, las pastelerías con luz de neón, los que usan bastón sin estar cojos, los granos de arroz dentro del salero, el helado servido en una copa de metal, los coches con alerones, los pantalones blancos transparentes, los gritos del megáfono en las tómbolas donde se rifan muñecos de peluche, los que soplan en la cuchara de la sopa, las cunetas llenas de papeles y botellas, las vitrinas polvorientas de los bares de carretera que exhiben productos típicos de la región, los tipos que te hablan muy cerca de la cara echándote un aliento fétido, los que salen del restaurante con un palillo en la boca y al pasar junto a tu mesa te dicen: “que aproveche”, el olor a margarina asada de las cafeterías, el gracioso que cuenta chistes los viernes en las cenas de matrimonios. 


El infierno también se compone de minúsculas cosas que a uno no le gustan: los músicos callejeros que utilizan grandes bafles para pedir limosna tocando un bolero, los intelectuales sesentones que todavía usan pantalones vaqueros muy ceñidos, los besos en las mejillas demasiado húmedos, los huesos de aceituna sobre el mantel, chuparse la yema del dedo para pasar la hoja del periódico, los que riñen con el camarero, las cubiertas de los libros con títulos dorados en relieve, los calcetines blancos en invierno, el chándal para dar vueltas a la manzana, los domingos, los nombres que salen en negrita en cualquier artículo.
El infierno de cada día también es eso. 

                                                                                      Manuel Vicent. El País (12-VI- 94)

1. Lee atentamente al anterior texto en el que el autor expone detalladamente todo aquello que le produce rechazo.
2. En él se enumeran una serie de: situaciones, tipos de personas, objetos, acciones o gestos y percepciones sensoriales (relacionadas con el gusto, el oído, el olfato, el tacto, etc.) que al articulista le producen rechazo.
3. Haz una lista con todo aquello que a ti te produce repugnancia, asco o que simplemente detestas. En ella debes incluir al menos dos realidades de cada una de las anteriores categorías.

a. Situaciones
b. Tipos de personas
c. Objetos
d. Acciones o gestos
e. Percepciones gustativas
f. Percepciones olfativas
g. Percepciones táctiles
h. Percepciones auditivas

4. Recuerda que debes especificar y detallar al máximo en cada uno de los casos. Por ejemplo: no vale escribir simplemente “los músicos callejeros” sino que lo correcto sería especificar detalladamente “los músicos callejeros que utilizan grandes bafles para pedir tocando un bolero”.
5. Todos los textos deben respetar la siguiente estructura:

a. “No me gustan…” ( primer párrafo)
b. “El infierno también se compone de minúsculas cosas que a uno no le gustan:” ( segundo párrafo)
c. “El infierno de cada día también es eso.” (final)

6. En cada párrafo se deben ir alternando y combinando realidades de las ocho diferentes categorías.








2.- Somos poetas.




Lee con atención el siguiente poema de Ricardo Molina.


                                                      Me aplastan muchas cosas,
                                                      me oprimen muchos árboles,
                                                      me hieren muchas calles,
                                                      me apresan muchos rostros,
                                                      me queman muchas voces,
                                                      me hablan muchos tejados,
                                                      me ahogan muchos rezos,
                                                      me ciegan muchas flores,
                                                      me asedian muchas máscaras,
                                                      me ocultan muchos ojos,
                                                      me dañan muchas tardes,
                                                      me olvidan muchos sueños,
                                                      me duelen muchas músicas,
                                                      me roen muchas mentiras,
                                                      me invoca mucha sangre,
                                                      me ordenan muchas noches,
                                                      me arañan muchas dudas,
                                                      me cantan muchas penas,
                                                      me arrastran muchas sombras,
                                                      me matan muchos dioses.

                                                                                   Ricardo Molina,  "A la luz de cada día"

Observa: los versos que lo componen se articulan en torno a una pareja de figuras retóricas: el paralelismo y la anáfora (además de variadas personificaciones).
Si te fijas, en el texto se van desgranando todas las situaciones o realidades que hacen sufrir o que afectan al ánimo del poeta.

Todos los versos siguen la misma estructura ( a excepción de uno que figura en singular):
Me + verbo en 3ª persona plural + muchos/as + sustantivo en plural.

Debes componer ahora un poema que comience con el primer verso de éste y termine con el último.
A dichos versos” robados” debes añadir dieciocho versos que reflejen tu estado de ánimo, tu situación, tus preocupaciones o tu forma de estar y de ser en el mundo, respetando siempre la anterior estructura.


Y Luis nos dejó este maravilloso poema:


Me aplastan muchas cosas,
me tiran muchas cuerdas,
me rayan muchos planes,
me cambian muchos colores,
me ciegan muchos días,
me venden muchas drogas,
me compran muchos secretos,
me dañan muchas discusiones,
me explotan muchas pompas,
me apagan muchas luces,
me incitan muchas diosas,
me controlan muchos puntos,
me miran muchos objetivos,
me pasan muchas veces,
me preocupan muchas sonrisas,
me suenan muchas armas,
me empobrecen muchos ricos,
me matan muchos dioses.
                       
                                Luis Fernández Cruz. 4ºESO








3.- Mindtraps.



Para quien no lo conozca, los Mindtraps son acertijos de pensamiento lateral en los que se ofrece el fragmento de una historia, generalmente de carácter policial o de misterio, y en la que los jugadores deben ir investigando para completarla mediante preguntas cuyas únicas respuestas sean sí, no o irrelevante.

Todo empieza así:
 “Os voy a contar el fragmento de una historia de misterio que vosotros tendréis que completar mediante indagaciones: os vais a convertir en detectives que han encontrado una pista y que deben investigar para averiguar lo que ha ocurrido".

Y entonces, con tono misterioso y casi de película policial, les cuento un Mindtrap:

  Un pequeño pueblo costero. Josep y Jonathan entran en un restaurante y piden sopa de albatros. Nada más probarla, Josep saca una pistola y se pega un tiro. 

Los alumnos, respetando los turnos de palabras, comienzan a preguntar:
-      ¿Josep había comido sopa de albatros antes?
-      ¿Josep y Jonathan se conocían previamente?
- ¿Tiene importancia el que estén en un pueblo costero?


Mediante mis respuestas (sí, no, irrelevante) van obteniendo datos para llegar a la solución final, que deben resumir de manera oral.

 Esta es la solución:

 Josep y Jonathan viajan en un barco junto con la mujer de Josep. El barco naufraga y la esposa de Josep muere, pero éste y Jonathan consiguen sobrevivir en una isla desierta en la que apenas hay comida, excepto unos albatros con los que se alimentan. Una vez rescatados, al estar en el restaurante y probar el plato que ha pedido, Josep (que es ciego) nota que el sabor no es el mismo de lo que ha comido en la isla y se da cuenta entonces de que, al contrario de lo que le había hecho creer su amigo Jonathan, había estado comiendo el cadáver de su mujer.

Podemos dedicar media o una sesión de clase a contar Mindtraps, y luego les pido que hagan un ejercicio de redacción en el que pongan por escrito, de manera narrativa, una de las historias contadas. Deben respetar el núcleo argumentativo e inventar a su gusto los detalles secundarios.

 Estos son algunos de los Mindtraps que les he contado en clase, con sus soluciones.

CASO:
Un hombre corre desesperadamente por un pasillo, con unos papeles en la mano. De repente ocurre algo significativo. Entonces el hombre tira los papeles al suelo, y con cara de frustración, deja de correr.  

Solución:
El hombre es abogado y en sus manos tiene las pruebas que demuestran que su cliente, condenado a la silla eléctrica, es inocente. Corre apresuradamente por el pasillo de la cárcel intentando llegar a tiempo, pero al ver que por unos segundos se va la luz, entiende que su cliente ya ha sido ejecutado.

CASO:
En una habitación, una gran cantidad de polvo descansa sobre el suelo. Sobre la cama, un hombre yace muerto con un tiro en la cabeza que él mismo se ha disparado.

Solución:
El hombre que yace muerto en la cama era el hombre más pequeño del mundo, y gracias a ello trabajaba en un circo y podía mantener a su familia. Su mayor enemigo, el segundo enano más enano del mundo, queriéndole arrebatar su puesto, decide serrar las patas de su cama (de ahí el serrín), de manera que cuando el enano llega a su habitación y  ve la cama, cree que ha crecido y que ya no podrá mantener a su familia, por lo que decide suicidarse.

CASO:
El cadáver de Federico yacía en el suelo del salón sobre un charco de agua. Junto a él había varios trozos de cristal. 

Solución:
Federico es un pez que vive felizmente en su pecera. Un día, la dueña de la casase deja abierta la ventana del salón y un fuerte viento irrumpe en la habitación y hace añicos la pecera. El pobre Federico cae al suelo y, sin agua en la que vivir, fallece.




4.- Ejercicios de estilo:





Angel Granda escribió:


Te necesito. Todavía no sé quien eres, pero sé que existes, sé que estas ahí, y que estarás ahí pase lo que pase.  Te necesito. Sé que eres alguien muy especial, y que vas a ser mucho más especial para mi. Sé que me vas a sacar de esta soledad que me inunda, y sé que me vas a inundar con tu presencia. Sé que lo voy a dejar todo por ti. Sé que todas las tonterías que hice en el pasado no las voy a repetir. Sé que voy a ser solo tuyo y de nadie más. También sé que haré lo imposible por estar a tu lado, y que cuando lo consiga no te pienso soltar.  (...)  No tengo prisa porque aparezcas, pero eso no significa que no me muera de ganas. Ahora que sabes esto, solo te puedo pedir una cosa... aparece.
  
Si quieres leer el texto completo, o deseas ver otros textos de Angel, pincha en este enlace:

                                            http://anonimosdeautor.blogspot.com/


Yo transformé:


Te necesita. No sabe  quien eres, pero sí que existes,  que estas ahí, y que estarás  pase lo que pase.  Te necesita. Sabe que eres alguien muy especial, y que vas a ser mucho más especial para él. Que le vas a sacar de esa soledad que le inunda, y  que le vas a llenar con tu presencia. Que lo dejará todo por ti. Sabe que todas las tonterías que hizo en el pasado no las va a repetir. Sabe que va a ser solo tuyo y de nadie más. También sabe que hará lo imposible por estar a tu lado, y que cuando lo consiga no te piensa soltar. (...)  No tiene prisa porque aparezcas, pero eso no significa que no se muera de ganas.
 Ahora que sabes esto, solo te pide una cosa... aparece.


Y también pudo ser:


Me necesita. No sabe quien soy, pero sí que existo, que estoy ahí y que estaré pase lo que pase. Me necesita. Sabe que soy especial y que seré mucho más especial para él. Sabe que lo sacaré de la soledad y que lo voy a inundar con mi presencia. Todo lo dejará por mí y no repetirá las tonterías del pasado. Será mío y solo mío. Hará lo imposible por estar a mi lado, y cuando yo llegue no me soltará. (...)  No tiene prisa, pero se muere de ganas. 
Yo lo sé, y sé que me pide que... aparezca.




1.- ¿Qué diferencias presentan los tres estilos?
2.- ¿Cuál es el más intimista? ¿Cuál el que menos?
3.- Siguiendo estos modelos,  ahora debes hacer una nueva transformación del texto


5.- Microrrelatos:


La tela de Penélope o quién engaña a quién


Hace muchos años vivía en Grecia un hombre llamado Ulises (quien a pesar de ser bastante sabio era muy astuto), casado con Penélope, mujer bella y singularmente dotada cuyo único defecto era su desmedida afición a tejer, costumbre gracias a la cual pudo pasar sola largas temporadas.

Dice la leyenda que en cada ocasión en que Ulises con su astucia observaba que a pesar de sus prohibiciones ella se disponía una vez más a iniciar uno de sus interminables tejidos, se le podía ver por las noches preparando a hurtadillas sus botas y una buena barca, hasta que sin decirle nada se iba a recorrer el mundo y a buscarse a sí mismo.

De esta manera ella conseguía mantenerlo alejado mientras coqueteaba con sus pretendientes, haciéndoles creer que tejía mientras Ulises viajaba y no que Ulises viajaba mientras ella tejía, como pudo haber imaginado Homero, que, como se sabe, a veces dormía y no se daba cuenta de nada.


                                                                       A. Monterroso.


Germán (1º ESO) al leer este relato comentó:
                                 "Monterroso es un gran mentiroso"

1.- ¿Por qué Monterroso es "un mentiroso"?
2.- ¿Por qué a esto se llama microrelato?
3.- ¿Cuál es la leyenda literaria en la que se basa el relato?
4.- ¿Qué diferencias encuentras entre los personajes de Homero y los de Monterroso?
5.- Escribe tu microrrelato, basado en unos personajes literarios, pero deformados, como hace Monterroso.




6.- Tándem:





          Hoy vamos a experimentar  con una nueva forma llamada
               
                        "Historia en tándem". 

El proceso es simple. Cada persona se emparejará con la persona que se sienta a su lado. Uno de ellos escribirá entonces el primer párrafo de una historia corta. Su compañero leerá ese primer párrafo y añadirá un segundo párrafo a la historia. Después, la primera persona añadirá el tercer párrafo y así sucesivamente.

Recordad releer lo que se ha escrito cada vez para mantener la coherencia de la historia.

Está absolutamente prohibido hablar; la única comunicación entre ambos miembros de la pareja la constituye lo que hay escrito en el papel.

La historia termina cuando ambos estén de acuerdo en que lo ha hecho.


7.- Transformar un mito:




8.- Ejercicios de comprensión lectora:

1. Lea la siguiente expresión:
“Hay amigos, colegas, conocidos, rivales, adversarios, enemigos y       compañeros de partido”.

- ¿Qué significa en este contexto “compañeros de partido”?
- ¿Por qué rasgos o pistas del texto lo sabemos?

2. Lea las siguientes oraciones:

a) Se cayó desde un séptimo piso y no le pasó nada.
b) Quedó con ella a tomar una copa en su apartamento pero no pasó nada.
c) El día en que naciste no pasó nada.
d) En comisaría ayer fue un día tranquilo: no pasó nada.

- Coméntense las diferencias interpretativas de las frases dadas y señálense cuáles son las causas de las disparidades semánticas de la expresión “no pasó nada” en los distintos contextos en los que aparece.

3. Explíquese la relación entre la estructura sintáctica y la     interpretación de las siguientes expresiones:

a) 38 días retenidos por piratas.
b) 38 días retenidos por los piratas.

a) Se ha incrementado en 35 euros el precio de la entrada.
b) Se ha incrementado a 35 euros el precio de la entrada.

a) Está harto de tanto pelear.
b) Está harto de pelear.

a) Me gustas cuando callas.
b) Me gustas cuando te callas.

a) Los piratas borrachos y drogados.
b) Los piratas, borrachos y drogados.

4. Coméntese desde el punto de vista sintáctico y semántico el siguiente titular de prensa:

"Un asesino de Sandra Palo, vigilado, pero no tanto".

9.- Y si yo fuera un libro:






10.- Soy un número:





Soy un número.
El 50.965.766.
También soy una letra.
la letra K.
No me importa ser un número, sin embargo.
Es fácil serlo,
es fácil ser el 50.965.766 letra K.
Lo que es difícil es ser José algunas tardes,
ser José Manuel por las mañanas,
ser Gallardo en todas las reuniones.


A veces, cuando digo mi nombre,
es decir, mi número por teléfono
y me preguntan por mi letra
digo K.
A veces dudan, y me preguntan si K
de kilo.
suelo contestar que K
simplemente K, que solo hay una K en el alfabeto.
50.976.936 letra K.
Así me llamo.

Aún no saben quién soy.
                                                       José Manuel Gallardo.

   Ahora es el momento de que hagas tu poema. Un poema que imite el de este joven poeta llamado José Manuel Gallardo, muy original y muy atrevido.
   Atrévete tú también... 



jueves, 12 de enero de 2012

Textos para comentar

Si deseas una buena guía que te ayude en el comentario de un texto, te dejo este enlace:
http://www.quadraquinta.org/documentos-teoricos/cuaderno-de-apuntes/comentariodetextos.html




1.-  El chino y el arroz:


            Un hombre estaba poniendo flores en la tumba de su esposa, cuando vio a un hombre chino poniendo un plato de arroz en la tumba vecina. El hombre se dirigió al chino y le preguntó:



- Disculpe señor, ¿de verdad cree usted que el difunto vendrá a comer el arroz...?


 - Sí, -respondió el chino- cuando el suyo venga a oler sus flores.



Moraleja: Respetar las opiniones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener. Las personas son diferentes, por lo tanto actúan diferente y piensan diferente.



2.-  Xirinacs y  Tarradellas:







3.-  "Bienbenidos a la clase de redes":




4.-  If  you  are  unhappy:






5.-  Redes  sociales:




6.- Errata:




                                                                        Poema de Rodolfo Quintero-Noguera




7.- Refranes:



Refranes sólo para gente culta.
El que necesite ver la traducción entre paréntesis, es que no entendió nada, es decir, es INCULTO

Más vale plumífero volador en fosa metacarpiana, que segunda potencia de diez pululando por el espacio.
(Más vale pájaro en mano, que cien volando)

Crustáceo Decápodo que pierde su estado de vigilia, es arrastrado por el ímpetu marino.
(Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente)

Relátame con quién deambulas y te manifestaré tu idiosincrasia.
(Dime con quién andas y te diré quién eres)

A perturbación ciclónica en el seno ambiental, rostro jocundo.
(Al mal tiempo, buena cara)

H2O que no has de ingurgitar, permítele que discurra por su cauce.
(Agua que no has de beber, déjala correr)

Ocúpate de la alimentación de las aves córvidas y estas te extirparán las estructuras de las fosas orbitarias que perciben los estímulos visuales.
(Cría cuervos y te sacaran los ojos)

El globo oftálmico del poseedor torna obeso el bruto vacuno.
(El ojo del amo, engorda el ganado)

 Quien a ubérrima conífera se adosa, óptima umbría le entolda.
(El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija)

A equino objeto de un obsequio, no se le aquilatan las piezas odontoblásticas.
(A caballo regalado, no se le mira los dientes)

El rumiante cérvido propende al accidente orográfico.
(La cabra tira al monte)

Las exequias con candel son más tolerables.
(Las penas con pan son menos)

No existe adversidad que por sinecura no se trueque.
(No hay mal, que por bien no venga)

La ausencia absoluta de percepción visual torna insensible al órgano cardíaco.
(Ojos que no ven, corazón que no siente)

Al andar maltrecho aplicarle premura.
(Al mal paso, darle prisa)

Cavidad gástrica satisfecha............Víscera cardíaca eufórica....
(Barriga llena, corazón contento)

Existe un felino en cautiverio.
(Aquí hay gato encerrado)

EL que embriológicamente es traído al mundo con el diámetro anteroposterior de la cavidad abdominal aumentado, no logrará reducir su contenido visceral por más intentos forzados extrínsecos de reforzar dicha pared en su infancia. (¡Este si esta pa muy cultos !)
(El que nace barrigón, ni aunque lo fajen de chiquito). 




8.- Un pobre que pide:


Personaje 1, un pobre: - “¿Por favor, tendría unas monedas para poder comer algo?”

Personaje 2: - “Mira, voy a hacer algo mejor, te voy a explicar que esa no es una manera de pedir. No tienes ni idea. La frase no está bien construida y el mensaje se pierde. Debes de pedir de la manera correcta, sino no conseguirás nada. Lo importante en una comunicación es que el mensaje sea claro y no se disperse. Lo dice la Semiótica, lo sabe todo el mundo. En tu petición no queda claro si el que tiene que comer algo eres tú o soy yo. Yo puedo tener unas monedas para comer yo, y ¿qué? ¿qué ganarías tú con ello?

Porque yo puedo tener unas monedas, pero no quiero comer puesto que ya comí y puedo pensar entonces que son para ti, ¿pero qué monedas? ¿qué tipo de divisas aceptas? No entiendes que te puedo dar unas monedas chinas o japonesas con las que difícilmente comerías. Tendrías que ir a un banco a cambiarlas y perderías parte de las ganancias en comisiones. ¿Podrías comer con esas monedas? No. También puedo darte unas monedas, pero ¿cuántas? ¿Cuántas tienes tú ya, y a cuántos has pedido? ¿Cuánto te falta? ¿Por qué te voy a dar más monedas de las que te hacen falta, si pides para comer algo? Igual te doy de más.

Además ¿Qué quieres comer, el plato del día o un menú caro? Igual quieres comer marisco y eso no sería ético. Tendrías que pedir más de lo que yo te podría dar, o tendrías que devolver todo, pues a la gente le da como grima que un pobre coma marisco; o puede incluso que no te dejan entrar en la marisquería. Puede que no tengas dientes para comer marisco y entonces te hace falta dinero para arreglar antes los dientes. Entonces la cantidad que yo te pudo dar no te arregla nada, desde luego no te va a llegar para un odontólogo. Incluso puede que comas demasiado si juntas mucho dinero y te siente mal tanta comida; luego te dolerá el estómago y a lo mejor tienes que devolver lo comido, con lo cual darte a ti unas monedas sería como tirarlo por un sumidero. O, lo que es más grave, tendríamos los viandantes que abonarte la factura del médico o de un hospital, puesto que hemos sido los culpables de que tu hayas comido y te haya sentado todo tan mal, y todo porque te hemos dado demasiadas monedas ingenua y alegremente ¿entiendes? Deberías comer ordenadamente para no arriesgar tu salud y nuestros bolsillos. Los pobres sois unos recalcitrantes, no os dejáis ayudar. Me has metido en un compromiso, pero es mejor salvar a un banco mundial en crisis, que darte a ti una limosna, como comprenderás, con darte unas monedas a ti no se arregla el mundo.

Tu petición tendría que tener otra estructura gramatical y ser más correcta. Seguramente pedirías mejor y tu petición sería más eficiente y más productiva. La productividad es importante, lo dicen todos los economistas. Y los economistas no se van a equivocar. No te compensa estar aquí 12 horas pidiendo si no consigues la meta que te has propuesto. Tu rendimiento personal al final se resiente y eso puede llevarte a la depresión. Fíjate que panorama: ahora además de pobre, deprimido. La manera correcta de realizar tu petición debería ser: “Amable caballero, ¿puede usted atenderme, por favor: Le sobrarían a usted unas pocas monedas de curso legal no mayores que un euro pero algo mas de 10 céntimos, que me permitan a mi conseguir una cantidad justa con la que pagar una modesta comida propia de mi condición de desheredado y paria del mundo, evitando el escándalo público de comer más de lo que en justicia me corresponde, sin que ello vaya en perjuicio de la banca internacional?” ¿Ves? En vez de regalar un pescado al hambriento es mejor enseñarle a pescar. No has tenido oportunidades, pues te jodes; pero has tenido la suerte de encontrarte conmigo.

Y además, no tengo ninguna moneda para darte. ¡Lo siento!"



9.- Los pobres:


... En sus memorias Kirk Douglas cuenta que su primer encuentro con Anthony Quin se tiñó de amenaza cuando el mexicano le acusó de ser sólo un señorito. Dougas dijo que se equivocaba, que el era hijo de emigrantes  judíos rusos, que su padre fue trapero y que de niño probó el sabor hueco del hambre. "No es lo mismo ser pobre en Nueva York que en Chihuahua", replicó Quinn sin inmutarse. "Es verdad", confesó Douglas. "Y me he pasado toda la vida intentando ignorar la diferencia".
  Los españoles pobres que vamos sobreviviendo con sueldos de chiste somos potentados del acero al lado de, digamos, los pobres de Perú o de la India...

                                          David Torres.   El Mundo (28de enero de 2012).



10.- Versiones "a lo divino":


EL  PASTORCICO
              
               San Juan de la Cruz.                                       Copla popular.

Un pastocico solo está penando                     Un pastorcico solo está penando,            
Ajeno de placer y de contento                       ajeno de placer y de contento,
Y en su pastora puesto el pensamiento           y en su pecho puesto el pensamiento
Y el pecho del amor muy lastimado.               y el pecho del amor muy lastimado.

No llora por haberle amor llagado                 No llora por pensar que está olvidado,
Que no le pena verse así afligido                   que ningún miedo tiene del olvido,
Aunque en el corazón está herido                  mas porque el corazón tiene rendido
Mas llora por pensar que está olvidado.        y el pecho del amor muy lastimado.

Que sólo de pensar que está olvidado        Mas dice el pastorcillo: -"¡Desdichado!
De su bella pastora con gran pena       ¿Qué haré cuando venga el mal de ausencia
Se deja maltratar en tierra ajena                 pues tengo el corazón en la presencia
El pecho del amor muy lastimado.              y el pecho del amor muy lastimado?"

Y dice el pastorcico: "¡Ay desdichado              Imagínase ya estar apartado
De aquel que de mi amor ha hecho ausencia     de su bella pastora en tierra ajena,
Y no quiere gozar la mi presencia                     y quédase tendido en la arena,
Y el pecho por su amor muy lastimado!"          y el pecho del amor muy lastimado.   

Y al cabo de un gran rato se ha encumbrado
Sobre un árbol do abrió sus brazos bellos
Y muerto se ha quedado asido de ellos
Del pecho del amor muy lastimado.


                                           1.- Compara el tema de estos dos poemas.
                                           2.- Diferencias métricas, estilísticas... que se aprecian.
                                           3.- ¿Por qué se habla de "versión a lo divino?


11.- Al dios de las palabras:

Botella al mar para el dios de las palabras


       A mis doce años de edad estuve a punto de ser atropellado por una bicicleta. Un señor cura que pasaba me salvó con un grito: Cuidado! El ciclista cayó a tierra. El señor cura, sin detenerse, me dijo: Ya vio lo que es el poder de la palabra? Ese día lo supe. Ahora sabemos, ademas, que los mayas lo sabían desde los tiempos de Cristo, y con tanto rigor, que tenían un dios especial para las palabras.

     Nunca como hoy ha sido tan grande ese poder. La humanidad entrará en el tercer milenio bajo el imperio de las palabras. No es cierto que la imagen esté desplazándolas ni que pueda extinguirlas. Al contrario, está potenciándolas: nunca hubo en el mundo tantas palabras con tanto alcance, autoridad y albedrío como en la inmensa Babel de la vida actual. Palabras inventadas, maltratadas o sacralizadas por la prensa, por los libros desechables, por los carteles de publicidad; habladas y cantadas por la radio, la televisión, el cine, el teléfono, los altavoces públicos; gritadas a brocha gorda en las paredes de la calle o susurradas al oído en las penumbras del amor.
   
     No: el gran derrotado es el silencio. Las cosas tienen ahora tantos nombres en tantas lenguas que ya no es fácil saber como se llaman en ninguna. Los idiomas se dispersan sueltos de madrina, se mezclan y confunden, disparados hacia el destino ineluctable de un lenguaje global.
   
     La lengua española tiene que prepararse para un ciclo grande en ese porvenir sin fronteras. Es un derecho histórico. No por su prepotencia económica, como otras lenguas hasta hoy, sino por su vitalidad, su dinámica creativa, su vasta experiencia cultural, su rapidez y su fuerza de expansión, en un ámbito propio de diecinueve millones de kilómetros cuadrados y cuatrocientos millones de hablantes al terminar este siglo. Con razón un maestro de letras hispánicas en los Estados Unidos ha dicho que sus horas de clase se le van en servir de intérprete entre latinoamericanos de distintos países. Llama la atención que el verbo pasar tenga cincuenta y cuatro significados, mientras en la república del Ecuador tienen ciento cinco nombres para el órgano sexual masculino, y en cambio la palabra condoliente, que se explica por sí sola, y que tanta falta nos hace, aun no se ha inventado. A un joven periodista francés lo deslumbran los hallazgos poéticos que encuentra a cada paso en nuestra vida doméstica. Que un niño desvelado por el balido intermitente y triste de un cordero, dijo: ``Parece un faro''. Que una vivandera de la Guajira colombiana rechazo un cocimiento de toronjil porque le supo a Viernes Santo. Que Don Sebastián de Covarrubias, en su diccionario memorable, nos dejo escrito de su puño y letra que el amarillo es el color de los enamorados. ¿Cuántas veces no hemos probado nosotros mismos un café que sabe a ventana, un pan que sabe a rincón, una cereza que sabe a beso?

      Son pruebas al canto de la inteligencia de una lengua que desde hace tiempos no cabe en su pellejo. Pero nuestra contribución no debería ser la de meterla en cintura, sino al contrario, liberarla de sus fierros normativos para que entre en el siglo veintiuno como Pedro por su casa.

      En ese sentido, me atrevería a sugerir ante esta sabia audiencia que simplifiquemos la gramática antes de que la gramática termine por simplificarnos a nosotros. Humanicemos sus leyes, aprendamos de las lenguas indígenas a las que tanto debemos lo mucho que tienen todavía para enseñarnos y enriquecernos, asimilemos pronto y bien los neologismos técnicos y científicos antes de que se nos infiltren sin digerir, negociemos de buen corazón con los gerundios bárbaros, los ques endémicos, el dequeísmo parasitario, y devolvamos al subjuntivo presente el esplendor de sus esdrújulas: váyamos en vez de vayamos, cántemos en vez de cantemos, o el armonioso muéramos en vez del siniestro muramos. Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y jota, y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde diga lágrima ni confundirá revolver con revólver. Y que de nuestra be de burro y nuestra ve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una?

      Son preguntas al azar, por supuesto, como botellas arrojadas a la mar con la esperanza de que les lleguen al dios de las palabras. A no ser que por estas osadías y desatinos, tanto él como todos nosotros terminemos por lamentar, con razón y derecho, que no me hubiera atropellado a tiempo aquella bicicleta providencial de mis doce años.
                                                       
                                        Gabriel  García Márquez,  México, 8 de abril de 1997







12.- Llamada:



Llamada
(Manuel Vicent)


No había nadie en el bar salvo ellos dos, una pareja de adolescente sentados frente a frente, bebiendo inocente refrescos de naranja. En la mesa, entre los vasos, habían dejado abiertos los teléfonos móviles, que sonaban a veces y entonces él o ella se ponía a charlar alegremente con un ser ajeno e invisible mientras el otro se quedaba hierático. El chico estaba muy enamorado de la chica, pero era incapaz de manifestarle su pasión. Sólo se atrevía a mirarla con intensidad a los ojos y ella ya había captado las turbulencias del corazón de su amigo y también le amaba, pero no podía ayudarle en nada, debido a su extremada timidez. Hablaban de cosas anodinas, sin comprometerse en absoluto. Las palabras iban del uno al otro directamente a través de la vibración del aire sobre el mármol de la mesa. El chico necesitaba declararle su amor y la chica esperaba que lo hiciera ya de una vez, un sueño imposible, porque entre ellos había una barrera psicológica insalvable. Cualquier gesto o inflexión de voz, al estar sus rostros tan cerca, podía delatar un sentimiento íntimo y eso les llenaba de terror. Había media luz en el bar, el hilo musical vertía una melodía propicia y los labios de los enamorados permanecían a una mínima distancia infranqueable. El corazón de los adolescentes tiene hoy un compartimento más. Se compone de dos ventrículos, de dos aurículas y de un teléfono móvil, que también bombea sangre. De pronto, este joven tímido y enamorado tuvo una inspiración. Usó el móvil para hablar con la chica que tenía delante sin dejar de mirarla profundamente a los ojos. Cuando sonó la llamada la chica descolgó. La pareja comenzó a hablarse de forma descarnada como si fueran invisibles. Ninguno de los dos ignoraba que a través de los móviles su voz se convertía en ondas electromagnéticas, viajaban al espacio sideral y luego volvía para penetrar en el cerebro del otro. Brutalmente desinhibido, el chico le dijo que la amaba. La chica le contestó que todas las noches soñaba con él, pero sus expresiones de amor sin amarras tenían dos vehículos: una voz recorría el aire sobre la mesa del bar por medio de la vibración natural y sonaba terriblemente vulgar; la otra bajaba desde un satélite de la estratosfera cargada de libertad e imaginación. “Te amo, te amo”, le decía el chico. “Oigo dos voces a la vez, ¿a cuál de ellas debo creer?”, preguntó ella. El chico le dijo que creyera en el amor que a través de las ondas magnéticas le llegaba por la sangre hasta el corazón.
           

13.- Dos textos modernistas:




Yo sentí toda la noche a mi lado aquel pobre cuerpo donde la fiebre ardía, como una luz sepulcral en vaso de porcelana tenue y blanco. La cabeza descansaba sobre la almohada, envuelta en una ola de cabellos negros que aumentaba la mate lividez del rostro, y su boca, sin color, sus mejillas dolientes, sus sienes maceradas, sus párpados de cera velando los ojos en las cuencas descarnadas y violáceas, le daban la apariencia espiritual de una santa muy bella consumida por la penitencia y el ayuno. El cuello florecía de los hombros como un lirio enfermo, los senos eran dos rosas blancas aromando un altar, y los brazos de una esbeltez delicada y frágil, parecían las asas del ánfora rodeando su cabeza. Apoyado en las almohadas, la miraba dormir rendida y sudorosa…  

[...]
Ya había cantado el gallo dos veces, y la claridad blanquecina del alba penetraba por los balcones cerrados. En el techo las sombras seguían el parpadeo de las bujías, que habiendo ardido toda la noche se apagaban consumidas en los candelabros de plata.
Cerca de la cama, sobre un sillón, estaba mi capota de cazador, húmedo por la lluvia, y esparcidas encima aquellas yerbas de virtud oculta, solamente conocida por la pobre loca del molino. Me levanté en silencio y fui por ellas. Con un extraño sentimiento, mezcla de superstición y de ironía, escondí el místico manojo entre las almohadas de Concha, sin despertarla. Me acosté, puse los labios sobre su olorosa cabellera e insensiblemente me quedé dormido.
                                                                             
                                                                            Sonata de otoño. Valle Inclán.  



De invierno.

En invernales horas, mirad a Carolina.
Medio apelotonada, descansa en el sillón,
envuelta con su abrigo de marta cibelina
y no lejos del fuego que brilla en el salón.

El fino angora blanco junto a ella se reclina,
rozando con su hocico la falda de Alençón,
no lejos de las jarras de porcelana china
que medio oculta un biombo de seda del Japón.

Con sus sutiles filtros la invade un dulce sueño:
entro, sin hacer ruido: dejo mi abrigo gris;
voy a besar su rostro, rosado y halagüeño

como una rosa roja que fuera flor de lis.
Abre los ojos; mírame con su mirar risueño,
y en tanto cae la nieve del cielo de París.
                                                               
                                                   Azul.  Rubén Darío.



                                       1.- Busca las semejanzas entre estos dos textos.
                                       2.- Busca las diferencias entre los dos textos.
                                       3.- ¿Cuál te ha gustado más? ¿Por qué?.


14.- Tópicos:


    "Los tópicos son fruto de la inteligencia inerte, una cómoda pasividad disfrazada de evidencia. Son afirmaciones que no hace falta aclarar ni justificar porque están comúnmente aceptadas. El hecho de estar a salvo de toda crítica los hace peligrosos, porque pueden pasar mercancía de matute. Me recuerdan a los fondos comercializados por los bancos golfos que nos han arruinado. Nadie sabía lo que contenían, pero todo el mundo se fiaba del emisor. Los tópicos están emitidos por la "vox populi", tan poco de fiar como esos banqueros. Mencionaré algunos tópicos especialmente erróneos. "Todas las opiniones son respetables". ¡Qué disparate! Será respetable la persona, pero lo que dice puede ser falso, ofensivo, estúpido, monstruoso. "No soy yo quien para juzgar a nadie". ¡Otro disparate! Por supuesto que hay que juzgar. Continuamente debemos someter nuestra conducta y la conducta de los demás a evaluación. De lo contrario, nos sumergiremos en el limbo de las equivalencias. Lo que hay que vetar son los juicios precipitados, sectario, o ignorantes. "Nadie es más que nadie". Es una afirmación miserable porque niega la posibilidad de admirar, que es uno de los motores del progreso moral. Hay personas más honradas, más sabias, más justas que otras. Solo somos iguales en derechos, en lo demás somos diferentes.
                                      José Antonio Marina. "El Mundo". (12 de febrero de 2012).

1.- Tema, tesis y estructura de este texto.
2.- Resume su contenido.
3.- Comentario personal.




15.- Minorías selectas:



“Cuando se habla de «minorías selectas», la habitual bellaquería suele tergiversar el sentido de esta expresión, fingiendo ignorar que el hombre selecto no es el petulante que se cree superior a los demás, sino el que se exige más que los demás, aunque no logre cumplir en su persona esas exigencias superiores. Y es indudable que la división más radical que cabe hacer de la humanidad es ésta, en dos clases de criaturas: las que se exigen mucho y acumulan sobre sí mismas dificultades y deberes, y las que no se exigen nada especial, sino que para ellas vivir es ser en cada instante lo que ya son, sin esfuerzo de perfección sobre sí mismas, boyas que van a la deriva.

La división de la sociedad en masas y minorías excelentes no es, por lo tanto, una división en clases sociales, sino en clases de hombres, y no puede coincidir con la jerarquización en clases superiores e inferiores”

                                                José Ortega y Gasset. La rebelión de las masas.


1.- Tema, tesis y estructura del texto.
2.- Resumen de su contenido.
3.- Comentario personal.




16.- Aforismos de Paco Muro:
1.- Enuncie el tema.
2.- Indique la estructura del texto y justifique su respuesta.
3.- Características lingüísticas y estilísticas del texto.
4.- Indique el tipo de texto que es.
5.- Resuma su contenido.
6.- Elabore un texto argumentativo sobre el tema del texto.




17.- Dos poemas castellanos:

 A UN OLMO SECO                                      DIGO ENCINA Y DIGO ETERNIDAD

  Al olmo viejo, hendido por el rayo                            Casi pétreo el tronco eleva
y en su mitad podrido,                                         su torcida enramada hacia los cielos;
con las lluvias de abril y el sol de mayo                  plectros de acero, las espinosas hojas
algunas hojas verdes le han salido.                         al viento arañan y atormentan
  ¡El olmo centenario en la colina                           arrancándole su silbo huraño y fiero.
que lame el Duero! Un musgo amarillento               Esponjas de la luz en el invierno.
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.                             Ajena a la vida se entretiene
  No será, cual los álamos cantores                        ora con la lluvia, ora con el hielo.
que guardan el camino y la ribera,                          El estío no la inmuta; se dilata,
habitado de pardos ruiseñores.                               vistiendo el horizonte,
  Ejército de hormigas en hilera                              las planicies y los cerros con su sayo.
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.                               ¿Sabrá la encina de los nidos 
  Antes que te derribe, olmo del Duero,                  que las aves cuelgan de sus ramas?     
con su hacha el leñador, y el carpintero                 ¿Del universo vivo que su sombra engendra? 
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;                             Aunque sé que ignoras mi mortal presencia
antes que rojo en el hogar, mañana,                      hoy abrazo tu tronco de áspera corteza.
ardas en alguna mísera caseta,                             Te saludo, diosa inmortal del bosque y el roquedo,
al borde de un camino;                                        de fuerza y vida tan paciente ejemplo.
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje                                       José María de Vicente
por valles y barrancas,                                                      Ávila, 28 de noviembre de 2010
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.
 Antonio Machado, 4 de mayo de 1912






                          
1.- Comenta la forma de estos poemas.
2.- Busca tres semejanzas y tres diferencias entre ellos.
3.- ¿Por qué les llamo poemas castellanos?



  18.-  Gritar para quedar a salvo:

   Una vez llegó un profeta a una ciudad con el fin de  convertir a sus habitantes. Al principio, la gente lo escuchaba, pero poco a poco se fueron apartando, hasta que no hubo nadie que escuchara las palabras del profeta.

Cierto día, un viajante le dijo al profeta:
- ¿Por qué sigues predicando?, ¿No ves que tu misión es imposible?

Y el profeta le respondió:
- Al principio tenía la esperanza de poder cambiarlos. Pero, si ahora sigo gritando, es únicamente para que no me cambien ellos a mí.
                                                           Anthony de Mello.




19.- Aprendiendo:           


APRENDIENDO

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender…


Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos.

Y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes…y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.


Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.


Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende… y con cada día uno aprende más.


Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.


Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.


Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.


Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.


Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.


Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes.


Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.


Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.


Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.


Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado.


Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado incierto para hacer planes.


Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.


Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.


Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado.


Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba, ya no tiene ningún sentido.


Pero desafortunadamente, solo con el tiempo…
                                                           
   Jorge Luis Borges                                            

                                                 


     20.- Burros que ladran:                                                                                                                           


  Sr. director:

   He leído recientemente una anécdota, no recuerdo ahora quién la contaba ni quiénes eran sus protagonistas (y no voy a levantarme a mirar, que diría Umbral), en la que     
alguien,  en el País Vasco, era abordado en la  calle
 por un conocido suyo, significado proetarra, que
intentando amedrentarle le gritaba: "¡txakurra! ¡txakurra!
¡guau! ¡guau!"   El así acosado respondía, valiente y guasón: "¡Anda, la hostia, un burro que ladra".

  La anécdota me ha venido a las mientes porque
no paro de darle vueltas a lo que me ha sucedido hoy
con un piquete de la huelga.
  Cuando he intentado acceder a mi trabajo, me he visto coaccionado e insultado: "¡esquirol! ¡esquirol! ¡sinvergüenza!".
   Todo vulgar y previsible, lo mejor es no hacer caso;
pero soy de sangre caliente, me ha dado un repente,
 me he vuelto y les he hecho una higa.
    El griterío y los insultos han aumentado, claro: "¡gilipollas!".

   Le escribo esta carta porque estoy arrepentido.
Sólo ha sido un pronto. Lo siento. A nadie he querido ofender.                  Yo, como San Francisco, amo a la hermana hormiga,
al hermano ratoncillo del campo...,
y amo también al hermano burro que ladra.

                              Juan Fernández. Madrid.
                 Diario El Mundo. 16 de noviembre de 2012.

                                                                                                                                      
21 .-




Garcilaso
       
             y
         
                 Góngora
  

             Soneto  XXVI

Echado está por tierra el fundamento                                    Ya besando unas manos cristalinas, 
que mi vivir cansado sostenía.                                                ya anudándome a un blanco y liso cuello, 
¡Oh cuánto bien se acaba en un solo día!                              ya esparciendo por él aquel cabello 
¡Oh cuántas esperanzas lleva el viento!                                 que Amor sacó entre el oro de sus minas, 

¡Oh cuán ocioso está mi pensamiento                                   ya quebrando en aquellas perlas finas 
cuando se ocupa en bien de cosa mía!                                  palabras dulces mil sin merecello,
A mi esperanza, así como a baldía,                                         ya cogiendo de cada labio bello
mil veces la castiga mi tormento.                                            purpúreas rosas sin temor de espinas, 

Las más veces me entretengo,                                                otras resistoestaba, ¡oh claro Sol invidïoso!, 
con tal furor, con una fuerza nueva,                                      cuando tu luz, hiriéndome los ojos, 
que un monte puesto encima rompería.                                mató mi gloria y acabó mi suerte.

Aqueste es el deseo que me lleva                                         Si el cielo ya no es menos poderoso,
a que desee tornar a ver un día                                             por que no den los tuyos más enojos, 
a quien fuera mejor nunca haber visto.                                rayos, como a tu hijo, te den muerte.
                                        
                                    Garcilaso de la Vega                                                       Luis de Góngora


1.- Compara la forma métrica de estos dos sonetos.
2.-  Comenta su contenido.
3.- Diferencias entre el Renacimiento y el Barroco en estos sonetos.

22.- 


                                                               Culteranos 
 contra  
Conceptistas


Enemigos íntimos y literarios



A Luis de Góngora.                                        De los que                                                                           
                                                                            censuraron su polifemo.                                                                                                                                                              
                       
Yo te untaré mis obras con tocino                               Pisó las calles de Madrid el fiero
porque no me las muerdas,                                         Gongorilla,monóculo galán de Galatea
perro de los ingenios de Castilla,                                 y, cual suele tejer bárbara aldea
docto en pullas, cual mozo de camino;                         soga de gozques contra forastero,

apenas hombre, sacerdote indino,                                rígido un bachiller, otro severo,
que aprendiste sin cristus la cartilla;                              crítica turba al fin, si no pigmea,
chocarrero de Córdoba y Sevilla,                                su diente afila y su veneno emplea
y en la Corte bufón a lo divino.                                    en el disforme cíclope cabrero.

¿Por qué censuras tú la lengua griega                           A pesar del lucero de su frente,
siendo sólo rabí de la judía,                                         lo hacen obscuro, y él, en dos razones
cosa que tu nariz aun no lo niega?                                que en dos truenos libró de su occidente,

No escribas versos más, por vida mía;                         «Si quieren -respondió- los pedantones
aunque aquesto de escribas se te pega,                        luz nueva en hemisferio diferente,
por tener de sayón la rebeldía.                                     den su memorïal a mis calzones»
     
       
  
       
       



1.- Comenta el contenido de estos sonetos.
2.- ¿Qué características literarias los diferencia?
3.- ¿A qué alusiones vitales hacen referencia?
4.- Opinión personal de cada uno de ellos.                                                                                                                                                                                                                        
   
 
23.-

                                                                Garcilaso /  Quevedo

Dos sonetos,
dos estilos,
dos periodos literarios...

Dos formas de pensamiento,
dos conceptos vitales...

  Un mismo tema...


           Soneto III                                                      A  Apolo siguiendo a Dafne.

A Dafne ya los brazos le crecían,                                 Bermejazo platero de las cumbres,
y en luengos ramos vueltos se mostraba;                           a cuya luz se espulga la canalla
en verdes hojas vi que se tornaban                              la ninfa Dafne, que se  afufa y calla,
 los  cabellos que el oro escurecían.                           la quieres gozar, paga y no alumbres.

De áspera corteza se cubrían                                      Si quieres ahorrar de pesadumbres,
los  tiernos miembros, que aún bullendo estaban:             ojo del cielo, trata de compralla:
los blancos pies en tierra se hincaban,                              en confites gastó Marte la malla,
 y en torcidas raíces se volvían.                                y la espada en pasteles y en azumbres.

Aquel que fue la causa de tal daño,                                Volvióse en bolsa Júpiter severo;
a fuerza de llorar, crecer hacía                                          levantóse las faldas la doncella
este  árbol que con lágrimas regaba.                               por recogerle en lluvia de dinero.

¡Oh miserable estado! ¡oh mal tamaño!                   Astucia fue de alguna dueña estrella,
¡Que con llorarla crezca cada día                          que de estrella sin dueña no lo infiero:
  la causa y la razón porque lloraba!                         Febo,  pues eres  Sol, sírvete de ella.

 Garcilaso de la Vega.                                                Francisco de Quevedo.

1.- Comentario literario comparado de los sonetos.
2.- La vitalidad renacentista frente al pesimismo barroco en estos sonetos.
3.- Comentario personal de los sonetos: ¿Cuál te ha gustado más?, ¿Son actuales los temas tratados?.


24. Mercaderes de la muerte.


Los hospitales públicos de Nueva York han planteado una querella contra las compañías tabaqueras, acusándolas de haber ocultado, a sabiendas y durante años, el poder adictivo de la nicotina y la relación directa que existe entre el consumo de tabaco y ciertas enfermedades mortales del corazón y de los pulmones. El pleito busca recuperar el dinero gastado en el tratamiento de estas dolencias.
El tema del cigarrillo es a la vez complicado y simple. Ésta es la parte complicada: ¿por qué toleramos una industria que engaña, seduce y hace adictos a consumidores demasiado jóvenes como para comprar legalmente? Comprendo que la respuesta a esta pregunta sea políticamente difícil, dado el enorme poder de las multinacionales tabaqueras. Pero para compensar lo políticamente difícil ahí está la verdad simple: fumar mata. El tabaco es el único producto legal que cuando se usa como es debido causa la muerte.
Cada día 3000 niños empiezan a fumar en Estados Unidos. El 40 % morirá prematuramente de su adicción. Los negociantes de la nicotina saben desde hace mucho tiempo que para mantener los beneficios económicos necesitan reponer las bajas con nuevos clientes de edad temprana. Pocas personas se inician en el cigarrillo después de los 18 años. El fumador típico echa los primeros pitillos a los 13 años, ansioso por demostrar que ya es mayor, y se engancha a los 15. La mayoría nunca podrá abandonar el vicio, incluso después de ver la mancha negra en los rayos X.
Es verdad que el consumo de muchos fumadores es una decisión consciente y libre. Todos tenemos derecho a escoger nuestros venenos. Pero también es cierto que bastantes niños y niñas son embaucados por las manipulaciones publicitarias de los mercaderes de la muerte. Mientras que los gobiernos, adictos a los lucrativos impuestos del tabaco e incapaces de encontrar una virtud que proporcione los mismos ingresos, miran hacia el otro lado. Después de todo, los fumadores pagan de sobra el coste de sus problemas médicos no sólo con las tasas del cigarrillo, sino muriendo de promedio cuatro años antes de cobrar el total de su jubilación.
Fumar es un rito que ofrece un sabor fugaz de libertad y una chispa de rebeldía. No pocos han sido seducidos por lo sublime del tabaco en boca de Manuel Machado, Andrá Malraux, de Winston Churchill, de Sigmund Freud, de John Wayne o de Humphrey Bogart. La liberación femenina y el pitillo han estado conectados desde el siglo pasado. Las mujeres independientes, las descaradas y las exigentes sociales eran las que encendían las hojitas de tabaco. Los cigarrillos también han representado el regalo universal. Los soldados los comparten con sus prisioneros y el verdugo, con el reo.
En el fondo el fumar no es sólo un acto individual, sino además una ceremonia cultural. Por eso ninguno somos inocentes. Todos somos cómplices. Todos hemos bailado con el diablo.
Sospecho que el romance con el cigarrillo se está empezando a quebrar. La evidencia sobre los peligros del humo de segunda mano ha asestado un duro golpe a la industria, y en los países desarrollados el consumo está descendiendo. Pero ¿y esos hombres y mujeres que continúan dando su vida por el pitillo? Para muchos de ellos, como dijo Sartre, una vida sin fumar no vale la pena. El cigarrillo es una forma de vivir, y su forma de morir. Al final, sus sueños de la vida se harán humo. El problema es que una de las víctimas puede ser alguien querido.

LUIS ROJAS MARCOS, El País

1. COMPRENSIÓN DEL TEXTO

1.1  Justifica la adecuación del título al texto y propón uno en lenguaje completamente denotativo [0,5 puntos]

1.2  Haz un resumen, en no más de cuatro líneas, del contenido del texto [0,5 puntos]

1.3   ¿A quién se dirige el texto? ¿Qué receptor tiene en cuenta el autor? [0,5 puntos]

1.4   ¿A qué tipo de texto pertenece: expositivo o argumentativo? [0,5 puntos]

1.5   Señala cada una de las partes del texto [0,5 puntos]

1.6  ¿A qué se refiere el ésta del segundo párrafo? [0,5 puntos]

1.7  Observa que predomina la tercera persona, pero en algún momento muy concreto se emplea la primera del plural. Señálalo en los dos últimos párrafos y comenta su valor. [0,5 puntos]

1.8  Di cuál es el valor discursivo de incluso, pero y también y propón un nuevo nexo equivalente. [0,5 puntos]

2. REFLEXIÓN LINGÜÍSTICA SOBRE EL TEXTO

2.1 Señala la categoría gramatical de las palabras marcadas con negrita. [2,5 puntos]

2.2 Di qué función desempeñan las palabras o expresiones subrayadas. [2,5 puntos]

2.3 Indica la persona, el número, el tiempo, el modo y el aspecto de las formas verbales marcadas en rojo.